Make your own free website on Tripod.com
| Home | They are not extinct... | La literatura de tema taíno en el Caribe | Pané: el hombre y el mito | Cien eruditos del tema taíno | Criaturas míticas del entorno caribeño | Juan Antonio Corretjer: sus poemas de tema taíno | Tres cuentos taínos de Adalberto Correa-Negrón | Poemas taínos de Sonia M. Rosa | Guiros y maracas y otros cuentos infantiles | Los boricuas en la escuela para indios de Carlisle | Punto de contacto

Criaturas míticas del entorno caribeño

Bohiques/Behiques

328.jpg

 
Criaturas míticas del Caribe: ciguapas, curupías, caiporas , dounes y ciguanabas.
 
Por Sonia Migdalia Rosa

La emisora hispana anunciaba a a voz en cuello: -" Chichi Peralta y sus ciguapas se presentarán este fin de semana en el Restaurant... " mientras que en el trasfondo se escuchaba la contagiosa música y la letra recitaba con un ritmo pegajoso de corte afrocaribeño:

"Yo tengo mi ciguapita

si señor, si señor

yo tengo mi muchachita linda.

Todo el mundo a bailar

el paso e la ciguapita.

Yo tengo mi muchachita

si señor, si señor

yo tengo mi ciguapita linda

con lo' piecitos para atras

y para 'lante la carita.

Yo tengo mi ciguapita

si señor, si señor

yo tengo mi muchachita linda.

Todo el mundo encedio

hasta que sea de mañanita…" (Peralta 2002)

El anunciador que obviamente no era del entorno caribeño pregunto al finalizar del anuncio comercial: " ¿Alguien sabe que es una ciguapa?" Y esa interrogante es la intentaremos analizar en esta investigación . ¿Alguien sabe que son estas criaturas? ¿De dónde salieron? ¿Cómo son físicamente? ¿Existen en la actualidad?

El mito de las ciguapas es parte del colorido almanaque de mitos que conserva el campesino dominicano.Estos mitos van desde la aterrorizante creencia de que las luciérnagas son los ojos de los niños muertos visitando la dimensión de los vivos, hasta la creación de criaturas mágicas y extrañas como biembienes, galipotes y ciguapas. Desde los tiempos de los taínos ha estado renaciendo del canto popular, como la leyenda oral de las ciguapas ha sido revivida en el siglo XX y comienzos del siglo XXI. Uno de los conocedores contemporáneos de cómo estas narraciones han pasado oralmente de generación en generación entre las familias dominicanas es Jorge Estévez, quien en su Taino Testimony nos narra:

From early on, being one of the few Dominican families in the area, I became aware of how distinct we were from the other people in our neighborhood. We had different words for many things that other Latino families had, for example, we would say "un chin" as apposed to un poquito, or Auyama instead of calabaza, Taita instead of abuelo, ciguato instead of podrido, maima instead of vaso, etc., and this among other things became a source of pride, in who we are and where we came from, for me. When my mother and grandmother sat around on Saturday mornings and told stories of our campo, I would get excited and fascinated. There were stories of "Ciguapas," creatures that lived in the woods and had long hair and inverted feet. Recently my mother told me for the first time a story about "galipotes" which are wild dogs with huge ears. Then there were the stories of brave Indians who would rather die than succumb to the Spanish. Women whom my family thought were beautiful were always compared to Anacaona a Taino Cacika (chief) who was murdered by the Spanish.  My mother always maintained that bravery and jealousy were the two things that ruled an Indians life. My mother would put us to sleep with songs with Indian themes, one in particular she created from an old Cuban poem dedicated to the Taino. <http://www.centrelink.org/TestimonyC.html>

Elvis Nicolás, artista dominicano y escritor invitado en el Diccionario de Mitos y Leyendas del grupo NAYA, quien nos define con exquisitos detalles que es una ciguapa:

Las ciguapas son extrañas mujeres salvajes que habitan en las montañas y poseen poder mágico. Son de tez morena, de ojos negros y rasgados, de pelo suave y lustroso, tan largo que es la única vestimenta de su cuerpo a la intemperie. En algunas regiones los campesinos dicen que son diminutas y de cuerpo desproporcionado; otros que tienen las piernas largas y delgadas; algunos afirman que son velludas y unos pocos que están bellamente emplumadas. Todos sostienen, sin embargo, que tienen el rostro hermoso y  que son muy ariscas. Quizá las ciguapas mas que bellas y ariscas, sean tristes, pues tienen los pies al revés y dejan huellas contrarias al rumbo de su destino... Estas criaturas son esencialmente nocturnas o prefieren las zonas oscuras de los bosques; cuando salen lo hacen en busca de frutas, peces o aves con los cuales se alimentan. Nunca se ha oído hablar a las ciguapas; afirman que emite aullidos e hipidos cuando corren por los campos, y cuando saltan o duermen entre las ramas de los árboles. Cuentan que las ciguapas tienen un corazón cazador, y que salen por las noches de las serranías en busca de algún caminante nocturno al que embruja, ama y luego mata. En algunas regiones han visto a las ciguapas cabalgar por las madrugadas en los llanos de las montanas, y las han descubierto haciendo trenzas en las crines y las colas de los caballos. Se dice que una ciguapa se atrapa un día de luna creciente con un perro jíbaro y cinqueño. No obstante, se añade que es preferible dejarlas en paz, pues es tan grande el dolor que sienten en cautiverio, que al final mueren de pena. Si usted ve a una ciguapa, nunca la mire a los ojos para que no le embruje con su poder... < http://www.cuco.com.ar/ciguapa.htm>

Las ciguapas que analizaremos, no son tanto aquellas de las que escribió José Javier Gurudi o la más reciente versión de Manuel Mora Serrano. Mora Serrano en su novela Goeíza publicada en 1987, une los mitos de los goeízas, las indias de los charcos y las ciguapas. Estas primeras ciguapas eran mágicas, elusivas, alegres y amistosas y en su desnudez un manjar sexual para los humanos."El relato de Goeíza incorpora en sus leyendas aborígenes esta particular visión antropológica y cultural del sentir nacional dominicano. Se afirma taxativamente la estirpe taína del pueblo... " (Roberto Fernández- Valledor)

Entre las voces jóvenes que retoman el mito de las ciguapas y lo transforman en algo nuevo y refrescante se encuentra Leibi Ng. La autora de descendencia cantonesa-dominicana, desarrolla sus nuevas ciguapas mientras participa como escritora y editora en el Circulo Dominicano de Escritores para niños y jóvenes. Previo a esta destacada participación ya Ng descollaba en el mundo literario de las revistas dominicanas participando en la revista Tobogán y publicando varios libros infantiles. Este grupo tomó como tema a las legendarias ciguapas y publicó un libro titulado Huellas de la leyenda. Dice sobre este proyecto colectivo Leibi Ng;

¿Por qué elegimos las ciguapas como tema? Por que la reconocimos como la auténtica leyenda dominicana. Algo digno de ser difundido y asumimos el mandato del Dr. Manuel Mora Serrano de quererla y difundir su existencia con disciplina. A partir de este momento (1993) cada integrante del grupo empezó a trabajar el tema con visón personal. Al cabo de cierto tiempo, cada quien debía entregar un cuento con la ciguapa como protagonista. En honor a la verdad, no es que yo alucinara con la ciguapa. Simplemente mientas todos los miembros del grupo entregaban su cuento a su ritmo y voluntad, yo seguía escribiendo mientras buscaba uno que me quedara mejor que el otro. ( Ng. 5 )

Secreto de monte: cuentos juveniles sobre Ciguapas es el título que Ng le dio a su colección de siete cuentos. Su obra fue ilustrada exquisitamente por Manuel Emilio González y prologada por Manuel Mora Serrano el conocido autor de Goeíza. Leibi Ng a pesar de ser conocedora de los círculos literarios optó por hacer lo que un grupo de autores rebeldes y de avanzada han hecho con la llegada de la Internet. Con la sensibilidad que solo un artista puede comprender, se han olvidado de sus ganancias materiales y han publicado sus obras gratuitamente en la Internet. Mucha de estas obras literarias son una sencilla y directa presentación del texto en línea pero este no es el caso de Ng. Esta no es una simple página de Internet, es un libro en línea con formato de libro y con excelentes ilustraciones, y hasta con una versión para ciegos. Dice en su prólogo de la obra Manuel Serrano Mora:

Leibi Ng ha dirigido mucha de su pasión de narradora a iluminar para el deleite de las y los jóvenes del país, la leyenda de este fabuloso personaje de nuestras tradiciones, la bella y arisca ciguapa montaraz, oriunda de los bosques de las montañas quisqueyanas. Libros infantiles. Secreto de monte: cuentos juveniles sobre Ciguapas (Manuel Serrano Mora 3)

En sus siete cuentos recorre el misticismo que rodea a las ciguapas. Ng le busca repuesta al porqué de los pies invertidos, la mezcla racial de ciguapa y humano, el miedo de los campesinos al encuentro nocturno con estas criaturas mágicas, la historia de una ciguapa herida o accidentada, el secreto en torno a un encuentro de un excursionista y una ciguapa y las travesuras de las ciguapas. Estos son cuentos de fácil y amena lectura de unas dos a tres paginas de extensión.

A través de estos relatos Ng construye el arquetipo de la ciguapa que habita en la republica Dominicana a finales del siglo XX. No hacen falta complicadas explicaciones, en metamorfosis de palabras surgen estas nuevas ciguapas ante la imaginación del joven lector, digo joven lector porque estas ciguapas son creadas a la medida, son ciguapas aptas para menores. Leibi Ng nos describe en cada cuento las peculiaridades que las distinguen del resto de la población, pintando efectivamente para el lector cada detalle de estas mujeres míticas. La autora menciona algunas de las características negativas de las ciguapas, pero se empeña es lograr que el lector simpatize con estas criaturas haciendo que las percibamos casi como adolescentes traviesas e inadaptadas. Hemos recolectado un listado completo de lo que Ng describe como las Ciguapas y su mundo.

1-En el mundo de las Ciguapas nadie iba a la escuela ni lavaba

2-Las Ciguapas son inteligentes, curiosas y vivaces

3-Tenían la piel india como las de los taínos.

4-Eran de proporciones armoniosas y delicadas

5-A pesar de ser criaturas salvajes, la sensibilidad y la hermosura la acompañaban siempre.

6-No podían llevar zapatos ni sandalias, daban grandes saltos y salían bañarse en las charcas montañosas en los rayos de luna.

7-Lanzaban jupidos o gritos de ciguapas

8-En lugar de vestidos su cabellera las cubría cual sedoso manto

9-Su piel es" lustrosa como de agua limpia" y tienen "reflejos de misterio"

10-Tenían " manos largas, casi doradas, reflejando el sol que descendía por sus unas largas".

11-Dientes parejos, perfectos.

12-Sufre la pena de los enamorados hasta ahogarse en su propio llanto.

13-Solo algunas personas tienen la capacidad de ver a las Ciguapas.

14-Las Ciguapas casi no pesan

15-Las Ciguapas son realmente hermosas.

16-Cuando las Ciguapas se van a casar salen en las noches de luna a cantar su ultima velada de independencia.

17-El canto de las Ciguapas hace que los hombres y mujeres que lo escuchan en el silencio del monte queden llenos de amor.

18-Cuando una ciguapa se extravía sus hermanos y hermanas la llaman sin cesar en las noches de luna.

19-Las Ciguapas tienen un olfato bien desarrollado con el que pueden percibirse mutuamente.

20-Son extraordinariamente fuertes. Hasta el punto de poder vencer a un hombre enfurecido.

21-Cuidan los bosques de la gente danina.

22-Se lavan los pies con polvo dorado.

23-Le gusta la sal y se la roban a los humanos.

24-Son amigas de los animales domésticos y trenzan las colas de ellos.

Tenemos que preguntarnos ¿de dónde surgió esta leyenda? Algunos piensan que la leyenda es previa a la conquista, y otros aseveran con certeza que la leyenda tiene cadencias africanas. No sabemos a ciencia cierta, pero hemos podido descubrir similitudes entre la leyenda de las ciguapas (Cuba y Republica Dominicana) las curupías o cururupia ( Brasil), los dounes (Trinidad), las Caipora (Brasil) y la ciguanaba (Honduras, El Salvador y Nicaragua.) todas heredadas del ideario de los mitos y leyendas pre-colombinos locales. Los nativos del entorno brasileño del continente sudamericano guardan la leyenda de una criatura protectora de los bosques de piel velluda, cabellos largos y pies invertidos, que responde al nombre de cururupia, curupía o caipora. (Figura 1) Esta es una criatura peligrosa que castiga a aquellos que dañan el bosque y la naturaleza en general. Nótese que al igual que la ciaguapa dominicana la caipora vive en los bosques y comparte la crucial carácterística de los pies invertidos.(Tabla 2) Es una devoradora de hombres, la buena y la mala mujer arquetípica., ya que hace el bien al proteger a los bosques y castiga a los hombres que literalmente son devorados por ellas y por la selva.

Los habitantes de la isla de Trinidad han unido esta leyenda a un tabú católico. Los douen son niños que no han recibido el sacramento del bautismo al momento de su muerte y como castigo se le invierten los pies, quizás como una señal que los distinguen de los niños bautizados. Muchos otros mitos amerindios han sido modificados o adaptados ante la ola catolizadora que acompañó a la conquista.Un mito similar existe en El Salvador y Honduras donde a una india misteriosa que seduce sexualmente a los hombres se les llama ciguanaba. Una compañera salvadoreña me narró como a su padre se le había aparecido esta misteriosa y seductora india que siempre se encuentra cerca de los rios, charcos o cuerpos de agua. En los campos de El Salvador le dicen la "Tomátuteta" porque la mujer le ofrece sus senos a los hombres para convencerlos de un.rápido ‘affair sexual" en el bosque del que nadie sale vivo para contarlo. Solo aquellos con la fuerza de voluntad para resistir la tentación sobreviven. Los hombres bueno , católicos de una moral intachable capaces de decirle no a la pecadora, a la seductora. Atando la leyenda a los valores morales de fidelidad conyugal y autocontrol sexual.

Queremos plantear una nueva teoría sobre la existencia de las leyendas de estas criaturas míticas indígenas y unirla la leyenda oral de la supervivencia taína, bien conocida en todas las islas del Caribe. Esta leyenda es simple, Tabla 2: Criaturas míticas del Caribe

Nombre de la criatura

Ciguapas

Cururupía/

Caiporas

Dounes

Cipitío

Ciguanaba

País de origen

República Dominicana y Cuba

Brasil

Trinidad

Tobago

Honduras, El Salvador y Nicaragua.

Toda centro américa

Honduras, El Salvador y Nicaragua. Toda centro américa

Descripción

Indias hermosas de cabello largo y pies invertidos. Los ciguapos son infertiles y es por eso que las ciguapas deben aparearse con un humano. Luego de seducirlo la ciguapa asesina al humano. Se dice que las ciguapas no caminan sino que saltan o vuelan. Tampoco son capaces de hablar, emiten unos sonidos parecidos a jupidos.

Indio velludo que tiene los pies invertidos y se dedica a proteger el bosque de los abusos de los humanos.

Niños que mueren antes de ser bautizados en la fe Católica y como castigo se le in vierten los pies.

El cipitio es el hijo de la ciguanaba. Siempre luce maltrecho y sucio porque su madre no lo cuida debidamente. Chiquito, semidesnudo barrigón, usa un enorme sombrero en la cabeza, y frecuenta los trapiches de las moliendas de caña.

Le gusta comer y bañarse con cenizas, también gusta frecuentar rios y espiar a las muchachas.

 

.

Ciguanaba es frecuente en la literatura popular de El Salvador y Centroamérica. Es una india que se aparece lavando o junto al agua, desnuda. Tiene grandes senos y pelo despeinado y pies in vertidos.

Habitat

Cerca de los ríos o cuerpos de agua

El bosque

 

Cerca de los ríos y cuerpos de agua. Cerca de los trapiches de azúcar

Cerca de los ríos

tan simple que los eruditos han negado su posible veracidad por más de quinientos años. La leyenda de la supervivencia taína menciona cuevas, montañas escondidas, comunidades alejadas que le permitieron mantener la pureza de su raza a los supervivientes de la matanza y el espantoso genocidio taíno. Ocultar la verdad sobre su identidad, o simplemente desaparecer en aquellos bosques tropicales que tanto ellos respetaban y que tan bien conocían fue la única opción factible para ellos. Hoy lo llamaríamos invisibilidad cultural producto de una limpieza étnica.

Especulamos que las ciguapas fueron esas hermosas taínas (yanomami1, mayas, quichés, etc) que se ocultaron en las montañas y que con el pasar de los siglos se convirtieron en el símbolo de la astucia y de la supervivencia indígena. Probablemente fueron un grupo de mujeres que lograron huir de la carnicería por encontrarse en las afueras de sus aldeas trabajando en los conucos en el momento de la llegada de las aniquiladoras tropas españolas. Durante la conquista mucha de la amalgamación genética ocurrió en un principio, en la mezcla de español y taína2, siendo estas mujeres desnudas y hermosas una tentación imposible de resistir para los europeos medievales. Los hombres tainos fueron esclavizados, mientras algunas de las mujeres se convertían en las concubinas de los españoles, especialmente si eran de la jerarquía cacical. Sin embargo, esa supervivencia viene unida a una mitificación que las transforma en diferentes (los pies torcidos) y la infertilidad que las hace recurrir a aparearse con los meros humanos habitantes del Caribe. Ese proceso reproductivo ciguapa / dominicano mantiene viva la genética taína en la mestiza sangre del hombre dominicano.

En el listado de 24 características que Leibi Ng le da a sus ciguapas podemos ver a la buena madre arquetípica. La teoría de la madre arquetípica se deriva directamente de los trabajos del psicólogo suizo Carl Gustav Jung. De acuerdo con Jung todos tenemos unos modelos universales inconscientes que se manifiestan universalmente y con carácter mitológico. Aclara Jung que los arquetipos se pueden encontrar en los cuentos de hadas, sueños, fantasías personales, mitos, y hasta en eventos sicóticos. La madre arquetípica tiene en definitiva, características propias como pureza, generosidad, sabiduría, capacidad de sacrificio y algunas virtudes en torno al cuidado de otros. No todas las características de la madre arquetípica son buenas. El lado maléfico de esta mujer es oscuro, seductivo, lleno de brujería y muerte:

La ciguapa, al igual que la ciguanaba y la caipora son el arquetipo de épocas pasadas, es parte del inconciente colectivo de un pueblo. La leyenda de las ciguapas tiene virtudes arquetípicas al mantener viva la imagen del taíno en la psique colectiva del pueblo dominicano. Esta criatura es la epítome de la hermosura y la idealización de la bondad unida a la identidad taína.

¿ Por que existe esta necesidad de idealizar a un grupo denominado por la cultura dominante como salvajes e inferiores? Es la voz psicológica de un pueblo, que trata de descifrar su lugar uniendo a la leyenda aquello que les dijeron los conquistadores sobre indios mansos, buenos, y hermosas mujeres desnudas, que excitaron la imaginación del más devoto de aquellos puritanos medievales participantes de la Conquista.

En una cultura latina, centrada en el poder del hombre y el machismo, resulta paradójico el ver como estas indias míticas son parte del inconsciente colectivo, un grupo de mujeres en control convertidas en leyenda. Las ciguapas guardan un misterio, un lado oscuro, pero también están en control de su fertilidad y buscan abiertamente a los hombres humanos para procrearse. Por otro lado, en esta leyenda podemos ver el producto de la unión de varias leyendas orales caribeñas como la del embaucador Guahayona y las mujeres abandonadas en Maitininó. Estas criaturas míticas nos parecen ser una mezcla de las fatales sirenas devoradoras de hombres y las nunca encontradas fieras amazonas que Cristóbal Colon buscó desesperadamente desde su primer viaje.

Los mitos y leyendas nunca permanecen estáticos, ni se presentan como lineares, son dinámicos, aunque siempre aluden a aquella narrativa oral de sus comienzos. Esas leyendas orales en un viaje circular se van transformando en una nueva raza de mitos, leyendas y cuentos capaces de alimentar la imaginación de nuevas generaciones. Una nueva generación se levanta escuchando de la nuevas ciguapas, las ciguapas que describe Chichi Peralta en su merengue, ciguapas de ojos azules, con cabello de morena, una linda ciguapita:

"Yo tengo mi ciguapa

mi ciguapita linda

ojo' azule' de rubita

y pelo de morenita

y ese cuerpo,

que bonita

si fijase en su' piernita'

yo quisiera que uste' viera

que linda ciguapita…" (Peralta 2002)

Esta ciguapa danzadora, alegre, que baila al son tropical del merengue no ha dejado de ser la devoradora de hombres.

 

Bibliografía

Estévez Jorge. "Taíno Testimony." Ed. Max Forte. Caribbean Amerindian Centrelink. 12 de mayo de 2001 <http://www.centrelink.org/TestimonyC.html>. Estévez Jorge. e-mail, 2 de julio de 2001.

Fernández-Valledor Roberto. Goeíza; un texto de arqueología aborigen en la narrativa dominicana. Artículo inédito, Moca, Puerto Rico. 2001.

 Ng Leibi. Secreto de Monte. Ed. Leibi Ng. January, 2001 <http://members.nbci.com/leibi>. (5,7-26)

Nicolás Elvis. Diccionario de mitos y leyendas. "Ciguapas." 27 de octubre de 1999 <http://www.cuco.com>.

Serrano Mora Manuel. "Prólogo." Secreto de Monte. By Leibi Ng. enero, 2001 <http://members.nbci.com/leibi/>.

 

Enter supporting content here

299.jpg

                            Escríbame a:
                                              bohiqueseditor@yahoo.com

All material on this web page is copyrighted© 2005 Sonia M. Rosa. All rights are reserved. Any distribution of the material found on this web page is prohibited-unless it is explicitly stated otherwise.